Esteroides en la adolescencia

Dos factores a tener en cuenta antes de usar esteroides

Cuando somos jóvenes y entramos en la adolescencia e incluso saliendo de ella, lo queremos todo. Por esto no es de extrañar a esta edad el gran interés por los esteroides anabólicos. Vemos desde nuestros ídolos super héroes en las películas, hasta el chico guapo mayor que nosotros que liga con todas las chicas, y claro, ellos no lucen como nosotros sino con ese cuerpo que parece sacado de una revista.
Pues es normal sentir esta atracción por querer estar más grandes, más fuertes y lucir como ellos. El problema es que nuestro cuerpo aún no está listo para los esteroides.
Sí tienes dudas sobre «Qué son los esteroides anabólicos«, pincha aquí.

Efectos de usar esteroides anabólicos en la adolescencia

Así como los esteroides se pueden utilizar por un endocrinólogo para tratar problemas de desarrollo, el uso en adolescentes sanos puede producir el efecto contrario.
Atención a esto! Los esteroides te pueden dejar pequeño.
A nivel óseo pueden ser fantásticos para alguien en edad madura, pero en un adolescente existe un alto riesgo de «Detención prematura del crecimiento físico», según la American Academy of Pediatrics y es la opinión compartida de un sin número de profesionales del área.

Madurez Muscular

Cuando somos adolescentes tenemos que tener claras nuestras posibilidades y limitaciones. Así como un hombre mayor sabe que tiene las suyas.
En este contexto cuando somos jóvenes debes comprender que la masa muscular de una persona va pasando por diferentes etapas a lo largo de la vida en la que va «madurando» , y esto no hay manera de adelantarlo. Este factor hará que el uso de esteroides en jóvenes no tenga el mismo resultado que en hombres adultos, por lo que hay otra razón para desestimar su uso.

Las fibras musculares se van haciendo más densas con la edad, las contracciones musculares se pueden hacer más intensas. Si a estos factores le sumamos la llamada «Memoria Muscular», entendemos que es algo que se adquiere con la edad, pues los músculos necesitan tener «algo que recordar», y toda esta inmadurez muscular es un factor más a poner en la balanza a la hora de tomar la decisión sobre el uso de esteroides en la juventud o adolescencia.

Conclusión

Si eres menor de 21 años y estás interesado en usar esteroides anabólicos, cualquiera sea su tipo de éster o fórmula, mi recomendación es postergarlo hasta lograr un grado mayor de madurez muscular e incluso mental, ya que el manejo de testosteronas requiere también de una cierta capacidad de afrontar los efectos secundarios, y por no decir, lo que cuesta en términos de dinero hacer un ciclo de esteroides en condiciones, que es bastante.

Si aún siendo menor de 21 años insistes en usar esteroides y tienes dudas, es mejor si te informas bien.
Estaré atento e intentaré responder tus dudas a través de los comentarios de la página.

– Gustavo Martínez.

admin

Sobre el autor

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *